El futuro de la música

25/04/2018

Expandir horizontes creativos a través de la colaboración con otros artistas o con máquinas y la ayuda de la inteligencia artificial (AI); conocer las infraestructuras de la música digital y aplicar la tecnología blockchain más allá de la retribución económica; explorar maneras de crear, colaborar, y conocer de cerca cómo las empresas de distribución musical acercan de una manera cada vez más personalizada, nueva música al público.


El arte de la colaboración

Tres binomios creativos comparten espacio de experimentación creativa este año en Sónar y explicarán los detalles de su trabajo común en Sónar+D.

Dos colaboradores habituales: Ryuichi Sakamoto y Alva Noto. Estos innovadores musicales protagonizarán una conversación en el Stage+D. No es fácil verlos juntos, por tanto no hay que desaprovechar esta oportunidad única de conocerlos de cerca.

Dos combinaciones ganadoras: Refree e Isaki Lacuesta, Niño de Elche e Israel Galván.
Uno de los productores españoles más solicitados se inicia con los sonidos electrónicos y se alía con uno de los cineastas más interesantes de nuestro tiempo. Un innovador del cante flamenco une fuerzas con un bailaor de vanguardia. Los cuatro juntos compartirán los detalles de sus respectivas colaboraciones en la mesa redonda El Arte de la Colaboración.



Las máquinas y los algoritmos como aliados creativos

El machine learning puede ayudar a los creadores musicales a expandir su creatividad y acceder a sonidos insospechados para ayudarlos. Jamás para sustituirlos. 

Google Magenta repite en Sónar+D para presentar sus nuevos instrumentos musicales de hardware en MarketLab y para ofrecer dos workshops de introducción a sus herramientas de producción de música con inteligencia artificial.

La empresa Jukedeck, una de las puntas de lanza de la inteligencia artificial aplicada a la música, propone en Sónar+D Innovation Challenge un reto dirigido a desarrolladores UX, diseñadores y músicos, para crear herramientas musicales avanzadas.

Las expediciones espaciales obligarán a los astronautas a pasar años fuera de la Tierra y el turismo espacial es ya una realidad que abre preguntas cómo: ¿es posible crear arte fuera de la Tierra?, ¿En un entorno gravitacional distinto al terrestre cómo deben ser los instrumentos?, ¿cómo se puede tocar música cuando no hay gravedad? Los artistas e investigadores Nicole L’Huillier (MIT Space Exploration Initiative), Marc Marzenit i Albert Barqué-Duran, las responden con sus prototipos y experimentos en vuelos suborbitales. Paralelamente a sus  respectivas charlas, Marzenit y Barqué-Duran expondrán la instalación The Zero Gravity Band.
 

Herramientas que abren nuevas posibilidades de expresión

Desde Valencia, Soundcool, presenta una herramienta para plataformas móviles que permite aprender y crear música e imagen en tiempo real y de manera colaborativa, permitiendo a productores, djs y visualistas exprimir al máximo sus posibilidades de colaboración.

El uso cada vez más frecuente de auriculares y medios emergentes como la realidad virtual, el audiovisual fulldome y las performances musicales con sonido 3D, abren diferentes aplicaciones tecnológicas y posibilidades creativas. Sfëar es el proyecto de sonido 3D con el que Eurecat presentará en MarketLab su tecnología además de un workshop para introducirse en la producción de audio inmersivo.

Music Technology Group (UPF) propone en Sónar+D Innovation Challenge trabajar con  EyeHarp, un instrumento de código libre controlado por la mirada. ¿El objetivo? crear instrumentos musicales para personas con discapacidades motoras.



Música, internet y la promesa del blockchain

La historia de internet y la de la distribución musical están íntimamente ligadas. Sus infraestructuras y tecnologías han construido el internet que conocemos y definirán su futuro. Mat Dryhurst e Ian Rogers, presentes en las conferencias sobre el nuevo internet, también aportarán experiencia y visión de futuro en el campo de la música. El primero, como buen conocedor de las posibilidades del blockchain (no tan solo para retribuir económicamente a los músicos) y el otro, por su experiencia uniendo internet y música desde (casi) el primer día.

Desarrolladores de tecnología blockchain, desarrolladores full stack, diseñadores UX y especialistas en cripto estrategia tienen una cita en el Sónar+D Innovation Challenge de la mano de Utopia Music. El objetivo: desarrollar una plataforma descentralizada para retribuir a los artistas.

Plataformas de distribución musical

Un sector en constante evolución, un motor de desarrollo tecnológico, una aplicación que ayuda a los artistas a encontrar a su público, y un servicio que nos acompaña en nuestro día a día.
Dos aproximaciones distintas a la recomendación y descubrimiento musical. Bandcamp excava en las profundidades de la plataforma para descubrir perlas musicales con la ayuda de su experto equipo editorial y las compras de sus numerosos usuarios; Pandora, por su parte. utiliza complejos algoritmos para ofrecer a los usuarios una experiencia hiper personalizada. Ambas plataformas proporcionan herramientas a los artistas para tener un oficio sostenible.