Creativity,
Technology
& Business
14, 15, 16, 17
June 2017
Barcelona
Noticias

Sónar+D entrevista a la start-up barcelonesa Conductr

04/12/2015

Han sido finalistas de la Start-up Competition de Sónar+D 2014 y han participado dos veces en MarketLab. La primera vez fue en 2013 cuando su proyecto era una prometedora aplicación que todavía no había salido al mercado y en 2015, volvieron con una colaboración con Cabosanroque. Conductr es una start-up barcelonesa en proceso de crecimiento en todos los sentidos: económico, empresarial y creativo. Sónar+D habla con Oriol Rosell para explicar la historia de Conductr, una aplicación concebida para sacar el máximo partido de la tecnología táctil del iPad y que permite controlar dos de los softwares más populares de la industria musical, Ableton Live y Traktor.

“Conductr nace en 2010, cuando Julià Carboneras y yo (Oriol Rosell) montamos una empresa llamada “Patchworks”. Los dos venimos de la creación musical, tecnológica y de las artes escénicas. Después de coincidir en varios trabajos, un día, decidimos formalizar nuestra relación y nos convertimos en una SCP.

Un día tuvimos una idea súper loca, un proyecto que se llamaba Conductr, pero que no tiene nada que ver con lo que es hoy en día. Era un proyecto tan loco, que no lo pudimos realizar porque necesitaba como mínimo, una inversión de un millón de euros.”

Este primer Conductr consistía en la creación de una plataforma para descargar música en un formato de audio que proporcionara las pistas de los sonidos por separado, y así poder hacer mezclas en directo y compartirlas después en una red social.

“No íbamos desencaminados” – dice Rosell– “hoy en día este tipo de formato ya existe y se llama Stems y Splice. De todos modos despertamos el interés de Sónar, que nos llevó a Sao Paulo para presentarlo, e íbamos avanzando, sin inversión y sin nada, echándole todas las horas que podíamos. Necesitábamos una persona para desarrollar iOS i contactamos con Albert Minguell que estaba acabando sus estudios de ingeniería multimedia en La Salle. Un día, nos preguntó si nos podía enseñar su proyecto de fin de carrera y lo que nos enseñó era el germen de Conductr. Flipamos y dijimos: “¡esto sí que lo podemos hacer y no necesitamos un millón de euros!” Paramos todo lo que estábamos haciendo, nos concentramos en el desarrollo de Conductr y convertimos a Albert en socio.”

Conductr nace con la idea de crear un controlador de Ableton Live para iPad, completamente focalizado en la experiencia del usuario. Los tres fundadores del proyecto son músicos y usuarios de Ableton Live y no les gustaban las opciones que en aquel momento había en el mercado: “Todas las aplicaciones para iPad estaban todavía en la fase del diseño metafórico” – explica Rosell– “cuando hay una transición hacia un nuevo medio se imita el aspecto del antiguo para que la gente se acostumbre a este nuevo medio. Nosotros considerábamos que esta fase ya estaba superada y que era el momento de crear algo concebido 100% para el iPad. Una de nuestras máximas es que la aplicación tenga sentido en un iPad, que no sea una pantalla de ordenador pequeña, que represente un nuevo tipo de gestualidad y de interacción. No podemos ofrecerle a los músicos un knob virtual, tenemos que ofrecerles una experiencia completamente diferente de la que tienen con el hardware.”

Crear una aplicación no es una tarea fácil y una vez está acabada, las dificultades no se detienen: “Nosotros no tenemos formación empresarial, estábamos convencidos (y lo estamos) de que teníamos un producto buenísimo pero que no se vendía. Entonces nos presentamos a un concurso para entrar en la primera edición de Conector, una aceleradora de empresas de Barcelona. Allí nos dieron muy buenos consejos, los mentores que tuvimos nos ayudaron muchísimo, aprendimos mucho y seguimos aprendiendo. El modelo de negocio de Conductr es muy escalable, al estar basado en módulos, los clientes no realizan una sola compra, sino que se trata de muchas compras que se hacen dentro de la misma aplicación. A día de hoy hemos superado las 125.000 descargas gratuitas y la conversión es muy buena”

La financiación inicial de Conductr se hizo gracias a una subvención del Ministerio de Industria y un crédito personal que pidieron sus tres fundadores. Hoy en día han cerrado diversas rondas de financiación, una de 100.000 euros, una de medio millón y 100.000 euros más de una subvención del programa IMPACT de la Unión Europea. “Y estamos muy contentos porque debemos ser la primera start-up del mundo que ha hecho una previsión económica y la está cumpliendo.”

El día 5 de diciembre, participan juntamente con Cabosanroque en Sónar+D Santiago de Chile: “Sónar+D es nuestro sitio natural, ya que el target de audiencia está hecho a medida. Para lo que nosotros hacemos es el ecosistema perfecto: música electrónica, tecnología y empresa. No hay ningún otro sitio donde podamos encontrar más clientes potenciales por metro cuadrado y da gusto encontrar usuarios que te vienen a ver. También aprovechamos para hacer networking e intentamos hablar con artistas que nos interesan. Se improvisa mucho pero todo acaba saliendo”

El último módulo que han lanzado al mercado se llama “Brandl” y es un drumpad para Ableton Live con un modo ergonómico que mapea la mano y permite asignar un sample distinto para cada dedo. Una muestra de la investigación de Conductr para encontrar todas las posibilidades que ofrece el iPad y ponerlas al servicio de la creación e interpretación musical.

www.conductr.net

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube

Related